¿Es necesario un socio para iniciar una empresa?

¿Quieres iniciar una empresa sin un socio? Entonces recuerda el siguiente cuestionamiento: ¿Quieres llegar rápido? Ve solo; ¿Quieres llegar lejos? Ve acompañado. Iniciar una empresa es más o menos igual. En este artículo te daré los pros y los contras de contar con un cofundador.

Hace no mucho un viejo amigo me mostró un artículo del por qué debes iniciar una empresa solo y sin un cofundador, debatimos largo y tendido sobre este cuestionamiento. La conclusión final fue que tener un socio o no para iniciar una empresa depende y varia de las personas que quieren iniciar el negocio.

Ventajas de contar con un socio

Sin más preámbulos, vayamos con las ventajas de contar con un socio:

Soporte emocional. Cuando las cosas no van como planeas, un socio siempre será un soporte emocional, te animará a no tirar la toalla en los momentos difíciles y muchas veces son ellos los que no de permiten que se hunda el barco. Con ellos se puede hablar de asuntos que con nadie más se podría precisamente porque no ve la misma perspectiva que un trabajador o que incluso nosotros. Esto es de vital importancia ya que cuando arrancamos con nuestro negocio todo es felicidad ante la emoción de que crecerá y todo irá viento en popa, pero cuando los números no salen, no hay ventas o las cosas van muy mal, es muy fácil cerrar el negocio. Un socio te animará en tiempos difíciles, créelo.

Siempre tiene un punto de vista diferente. Tal vez para ti las cosas no vayan bien o algo no está resultando como esperabas, pero un socio siempre tendrá un punto de vista diferente al tuyo, incluso cuando deban tomar decisiones importantes, ambos expondrán sus puntos de vista y eso les permitirá optar por la mejor. Ahora bien, si sus ideas no congenian siempre tienen la opción de buscar opiniones por su cuenta, de tal modo que nos solo se enfrasquen en sus criterios.

Cuando las cosas no van como planeas, un socio siempre será un soporte emocional

Las ideas van y vienen. Si bien los socios tienen ideas iniciales, puede ocurrir que uno se estanque, pero no necesariamente debe ocurrir lo mismo con los otros socios; ellos pueden aportar de ideas frescas con experiencias que vivan en su día a día. Esto puede sonar absurdo en un inicio, pero piénsalo 2 veces: cuando alguien se estanca en una idea puede que su visión se nuble por la operación que está llevando acabo y es fácil perder de vista aquellas otras ideas que pueden resultar mejores, ideas que generalmente otro socio puede ver y sobre todo decirle, porque hay que aceptarlo, no siempre es fácil decirle a una persona que algo va mal en su empresa.

Las habilidades de los socios potencian la productividad. Este es quizá uno de los puntos medulares a la hora de elegir a tus socios. De nada sirve tener dos o tres ingenieros en sistemas si no saben vender, o de nada sirve tener buenos vendedores si no hay qué vender. Si en tus socios ves una cualidad única, no dejes de considerarlo. Siempre es mejor tener socios con distintos conocimientos porque podrán aportar más y mejores ideas al negocio. Solo imagina al mejor vendedor de lavadoras, trabajando con el mejor líder de mercadotecnia para vender las lavadoras del mejor ingeniero sin perder de vista los procesos administrativos que solo un buen administrador puede dar. Eso se llama potencializar la productividad, en donde no solo se suman esfuerzos, sino que se explotan de forma exponencial.

Un punto clave dentro de los socios es la confianza que se tengan, y quizá sería bueno que discutan quién debería ser el director general y quien el director de cada área si es que así lo deciden.

Entonces, ¿vale la pena iniciar con un socio o no?

Si tu excusa es que aún no cuentas con un socio y si solo estás buscando excusas para no iniciar un negocio o justificar tu arranque, entonces no importa que cuentes con los mejores socios, pues es probable que desde un inicio las cosas vayan mal. A los socios se les encuentra en el camino del emprendimiento. Ahora bien, puede que realmente requieras de un socio para llevar a otro grado tu empresa, pero eso solo te lo dirá tu experiencia y tu madurez para el trabajo en equipo. Sí, claro que se puede iniciar un negocio sin un socio, pero como lo mencioné en un inicio, ¿quieres llevar lejos? Ve acompañado.

Written by 

Colaborador y Fundador de Contador Contado y Mundo Empresarios. Apasionado por la finanzas y la contabilidad. Pasión por ayudar a las personas en temas fiscales y contables. No olvides visitar mis canales de Youtube: César Cervantes Contador Contado Mundo Empresarios

Entradas relacionadas

Deja tu comentario