Los derechos del consumidor ¿se respetan?

Consumidor Final

El 15 de marzo de 1962, el Presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy pronunció un discurso en el cual resaltó las necesidades del consumidor y su correspondiente satisfacción, respetando sus derechos. Este discurso fue tan memorable que en 1983 la Organización de las Naciones Unidas declaró el día 15 de marzo como el Día Mundial de los Derechos del Consumidor.

Debido a que las necesidades del hombre se han ampliado, es importante que los empresarios creen o mejoren sus productos y servicios, sin descuidar los derechos que los consumidores tienen. Esto no solo debe cumplirse cada 15 de marzo, sino todos los días.

En México contamos con la Ley Federal de Protección al Consumidor, la cual engloba algunos de los derechos a favor de los consumidores y las obligaciones que deben cumplir los prestadores de servicios y quienes ofrezcan productos. Ahora que ya pasó el Día Mundial de los Derechos del Consumidor, vale la pena  echar un vistazo a dicha ley y preguntarse ¿se están respetando dichos derechos?¿los exigimos?

Por ejemplo, ¿Cuántas veces hemos perdido tiempo vaciando la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico o de WathsApp, borrando infinidad de mensajes publicitarios de un proveedor que apenas conocemos? Y cuando bloqueamos dicho correo electrónico o número teléfonico, pidiendo ya no ser molestados, a los pocos días nos vuelven a mandar la misma ola de publicidad desde otros contactos diferentes a los bloqueados: “¡Hola! Me alegra volver a saludarte para ofrecerte…”. Sinceramente nunca lo he hecho, pero valdría la pena responder con el contenido del artículo 18bis de la Ley Federal de Protección al Consumidor, ya que este reconoce nuestro derecho como consumidores a no ser molestados con publicidad cuando ya expresamos nuestra negativa a recibirla.

O pensemos en esas “milagrosas” pastillas que ayudan a perder 20 kilogramos de peso semanal, con resultados “garantizados” ¡Adiós dieta y gimnasio! Sin embargo, quien ofrece dicha publicidad no suele percatarse que sus resultados “garantizados” le obligan a explicar al consumidor cómo puede exigir esa garantía en caso de que esas pastillitas no venzan el efecto de los tacos al pastor.

Esto lo establece el artículo 40 de la Ley Federal de Protección al Consumidor. Si muchos charlatanes entendieran lo que implica este artículo, quitarían sus resultados “garantizados”.

Como consumidores debemos estar enterados sobre nuestros derechos. Y si usted tiene una empresa, le invito a leer la Ley Federal de Protección al Consumidor, de tal manera que evite ofrecer publicidad engañosa que lo meta en problemas. Como dice un dicho: “El buen producto se recomienda a sí mismo”.

Written by 

Entradas relacionadas

One Thought to “Los derechos del consumidor ¿se respetan?”

  1. […] 044 previo a su número de teléfono móvil. Además, no le vendría nada mal un recordatorio a sus proveedores y clientes favoritos sobre dicho cambio en la marcación, evitando dificultades para la comunicación con […]

Deja tu comentario