Condiciones de operación de las casas de empeño ante COVID-19

casas de empeño

¿Su establecimiento tuvo que suspender operaciones por la emergencia sanitaria? Quizá las casas de empeño sean una alternativa. Mediante acuerdos publicados en el Diario Oficial de la Federación o a través de la Gaceta Oficial de cada entidad federativa se han dado a conocer las actividades que se consideran esenciales y que pueden seguir operando con las debidas precauciones sanitarias.

Si considera que la situación financiera lo está apretando y desea solicitar recursos a través de una casa de empeño, este giro ha sido considerado como “actividad esencial”.

El 4 de mayo de 2020 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo que permite operar a las casas de empeño. Textualmente, su artículo Primero reconoce la necesidad de que estas sigan operando:

PRIMERO.- Casas de Empeño como actividad esencial.

Se considera como actividad esencial, a los servicios mercantiles de mutuo con interés y garantía prendaria que ofrecen las Casas de Empeño, como una fuente de financiamiento que permite a la población que no tiene acceso a los servicios financieros, obtener recursos inmediatos para solventar sus necesidades económicas.

La razón es que es posible que el ciudadano necesite financiamiento para cumplir con sus compromisos (pago a proveedores, salarios, luz, internet) y como algunos no cuentan con el historial suficiente para acceder al crédito bancario, para algunos ciudadanos no hay más alternativas que celebrar un contrato de mutuo con interés y garantía (lo que conocemos como “empeño”).

Condiciones de operación para las casas de empeño durante la emergencia sanitaria

Una de las más conocidas y obvias es promover la aplicación de todas las medidas de prevención en materia sanitaria. Aquí es donde se deben atender las indicaciones de la Secretaria de Salud de cada estado y de las autoridades municipales.

Como este acuerdo es emitido por el Procurador Federal del Consumidor, el contenido de este documento se enfoca en conceptos tomados de la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Para que los usuarios de las casas de empeño cuenten con la información suficiente que les permita elegir a su proveedor de liquidez, se le exige a las casas de empeño que cuenten con una pizarra visible donde se exhiba la siguiente información:

  • Indicar el porcentaje promedio y mínimo de préstamo conforme el avalúo de la prenda.
  • El CAT promedio.
  • El Costo Mensual Totalizado promedio.
  • El Costo Diario Totalizado promedio.
  • La tasa de interés.
  • Plazo de pago máximo.
  • Cantidad de refrendos.
  • El listado de las comisiones vigentes, en su caso.
  • El ramo de prendas aceptadas

Esta información debe desglosarse por cada uno de los ramos principales: alhajas, autos o varios. Esto permitirá despejar toda duda sobre las condiciones en las que se otorgará crédito con garantía de por medio.

Para disminuir la posibilidad de que las casas de empeño cometan arbitrariedades con sus servicios, debería agregarse a dicha información las opciones para inconformarse por la vía administrativa.

También te puede interesar: Crédito a Palabra por COVID-19

Ahora que muchas oficinas públicas están cerradas o trabajando por vías remotas debería incluirse el mecanismo para denunciar las malas prácticas. Ese es el fin de este decreto, evitar los abusos de las casas de empeño pero se quedó corto el decreto en este aspecto.

Si tendrá que empeñar sus alhajas, considere su capacidad de pago y analice detenidamente las condiciones en que le otorgarán los recursos.

Written by 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario