Tipos de declaración anual a presentar

Tipos de declaración anual

¿Ya presentó su declaración anual? Como persona física todavía está a tiempo de hacerlo. Y si ya lo hizo, esperamos que haya considerado todos los ingresos (acumulables, no ingresos y no objeto) para evitar caer en discrepancia fiscal.

Ahora que ya está con más calma, sin la tensión que el tiempo para presentar la declaración anual, es oportuno que revisemos la información presentada en ella y considerar si existe la posibilidad de agregar conceptos que por error hayamos omitido.

A continuación repasaremos brevemente los tipos de declaraciones que tenemos con la disponibilidad de presentar. Esto ayuda a elegir el tipo  adecuado y evitar caer en sanciones.

Los diferentes tipos de declaración anual  

  • Declaración normal. Es el tipo que elegimos cuando presentamos por primera vez nuestra declaración. Antes de seleccionarla, conviene dar un vistazo previo a la guía de obligaciones que encontramos en la Constancia de Situación Fiscal. Así comprobaremos que los conceptos precargados en la plataforma incluyen todas las obligaciones a nuestro cargo.
  •  Declaración complementaria. Si cometimos algún error u omisión, y la autoridad todavía no nos inicia facultades de comprobación, esta es la declaración ideal para subsanar las deficiencias de la declaración anual. Podemos echar mano de ella, por ejemplo, si tenemos saldo a favor y elegimos la opción “Compensación” pero después nos arrepentimos y queremos la devolución, la complementaria servirá para cambiar la opción.
  • Declaración normal por corrección. Una vez que la autoridad inició sus facultades de comprobación y se descubrió que no hemos presentado una declaración, tenemos que elegir esta opción.
  • Declaración complementaria por corrección. Si queremos corregir una declaración y antes de que se emita y notifique resolución que finque un crédito social tenemos que elegir esta opción. La opción “declaración complementaria” simple no incluye las multas a pagar por autocorregirse antes de la resolución. Sus bases se encuentran en los artículos 46 y 48 del Código Fiscal de la Federación.
  • Declaración complementaria por dictamen. Si optamos por dictaminar nuestros estados financieros y se encuentren diferencias, tenemos que presentar este tipo de declaración. Previo a esta debimos haber seleccionado la opción de dictaminar en términos del artículo 32-A del Código Fiscal de la Federación cuando presentamos la declaración normal.

Para identificar con mayor claridad estos tipos de declaración, usemos la siguiente regla:

  • Normal. La primera declaración que presentamos, sin previas
  • Complementaria. La segunda declaración que presentamos
  • Por corrección. Cuando ya iniciaron las facultades de comprobación
  • Por dictamen. Al elegir la opción de dictaminar estados financieros.

La combinación de estos elementos nos ayuda a tener la definición básica de cada una de estas declaraciones.

Esto es solo una regla para fines de simplificación. Tenemos que revisar con cuidado cuál nos aplica, sobre todo cuando ya estamos sujetos a una facultad de comprobación.

Finalmente le compartimos un video del canal de Contador Contado en donde explican brevemente una guía de cómo presentar la declaración anual

Written by 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario